Precios en la página

Como veréis, en cada entrada y en cada categoría de establecimiento, hemos listado en primer lugar a aquellos que publican sus precios en la página web y en segundo lugar a aquellos que no lo hacen.

El precio es un factor fundamental a la hora de decidirse por un alojamiento u otro – de hecho, para un buen número de viajeros es el principal criterio -. Publicando el precio en la página, el viajero ya sabe a qué atenerse, y no tiene que preocuparse en solicitarlo por correo electrónico y esperar una respuesta que a veces llega rápidamente, a veces tarda varios días, y a veces (lo que no es nada raro en Brasil) nunca llega.

Además, los precios de un establecimiento no son ningún secreto de estado. Si muchos hoteles y posadas los publican, no entendemos por qué no lo hacen todos. Además, en el caso del turista extranjero, la existencia de un precio publicado en Internet elimina cualquier suspicacia que pueda haber sobre el precio que nos han pasado por correo electrónico. Sabemos que la práctica de dar un precio mayor a los extranjeros, a pesar de no ser habitual en Brasil, existe.

Por lo demás, la clasificación de hoteles, posadas, hostales y albergues en la categoría “con precios en la página web” o “sin precios en la página web” no significa nada más que eso. No estamos haciendo ningún juicio de valor más allá de la existencia o no de esa información en la página web. Hay lugares excelentes que no publican sus precios en Internet como hay lugares mediocres que sí publican sus precios.

Pero nos pareció oportuno listar en primer lugar a aquellos establecimientos que facilitan la vida del turista que está planeando sus vacaciones.

La información sobre la presencia de precios o no puede ser actualizada a cualquier momento. Si descubrís algún lugar que los publica listado entre los que no los publican, y viceversa, avisadme a la dirección que aparece en Contacto. Hay algunos establecimientos que publican sus tarifas en rincones insospechados de sus páginas web; a veces el usuario llega a ellos, otras veces, no.