el café-da-manhã (desayuno)

Salvador de Bahia, Brazil

En Brasil, y por regla general, el desayuno – que aquí se llama café-da-manhã – siempre está incluido en el precio del alojamiento. No importa si el alojamiento es caro o barato, siempre va a haber desayuno. En el contexto brasileño, los establecimientos que no incluyen el desayuno en el precio lo hacen porque pertenecen a alguna red extranjera de hoteles que no se ha adaptado a las costumbres brasileñas, o porque son unos tacaños (¡o ambas cosas al mismo tiempo!).

desayuno

El desayuno de la pousada o el hotel brasileño es mucho más abundante y variado que el café con croissant y zumo de los desayunos continentales europeos. Contiene tres ingredientes principales: fruta, porque a los brasileños les encanta comer fruta al comenzar el día; platos salados (como mínimo habrá jamón y queso para prepararse un sandwich) y dulces. Además de zumos.

desayuno

Dependiendo del lugar, las opciones serán más o menos variadas, y cambiarán de un día a otro. Es normal, por ejemplo, que haya cierta variedad en los sabores de los zumos. Que los dulces también cambién de un día a otro. También podéis esperar un toque regional, como una tapioca rellena en el nordeste.

desayuno

Para los que viajan con un presupuesto ajustado, el desayuno brasileño es una buena ocasión para hacer acopio de energías para durar casi todo el día.