depósito previo para la reserva de alojamiento en Brasil

Porto Preguiças Resort (Barreirinhas, Lençóis Maranhenses)

En el sector hotelero brasileño es práctica habitual pedir el pago de un depósito para confirmar una reserva. Esta exigencia se aplica a residentes en Brasil y en el extranjero por igual. La cantidad que se exige varía, normalmente va de entre el 20% hasta el 50% del valor de la estancia.

En el caso de los residentes en Brasil no hay ningún problema, se puede realizar el depósito a través de transferencia bancaria (si se trata de dos bancos diferentes se pagará una comisión).

La situación es diferente para el que no vive en Brasil. Diferentes lugares ofrecen diferentes formas de pago, que paso a comentar a continuación:

  1. Transferencia bancaria. Es el método más común. Es relativamente simple y su gran inconveniente son las tarifas cobradas por los bancos para realizar operaciones con el extranjero.
  2. Pago a través de Western Union. Otro método común y relativamente sencillo cuyo inconveniente es la alta comisión que se paga, superior a la de una transferencia bancaria. Tiene la ventaja de la rapidez.
  3. Tarjeta de crédito. Un número pequeño de lugares pide simplemente el número de una tarjeta de crédito válida. No se efectúa ninguna transacción con esa tarjeta y únicamente si el cliente no aparece se le carga el importe de la reserva.
  4. PayPal. No estoy seguro de haya muchos establecimientos brasileños que acepten pago por PayPal (en Argentina sí los hay). Tiene la gran ventaja de su sencillez y la baja comisión cobrada.

La duda que les surge a muchos viajeros no tiene tanto que ver con la forma de pago como con la inseguridad que produce enviar dinero a un desconocido que además se encuentra en otro país. No existen garantías absolutas, pero sí que podemos dar algunas orientaciones para minimizar la posibilidad de que algo salga mal:

  1. utilizad el mismo sentido común que aplicaríais a una compra a través de Internet. Comprobad que el establecimiento tenga una página web con dirección física, teléfono de contacto y otros detalles. Si la página web no os inspira confianza, tomad mucho cuidado.
  2. si estáis alquilando de un particular, extremad las precauciones. Lo ideal sería que tuvieras referencias de amigos o conocidos que pudiesen atestiguar la idoneidad de la persona a la que le vais a hacer el pago. En el caso de problema con una empresa, la reclamación es mucho más fácil que en el caso de un particular. Observad pequeños detalles. ¿El nombre del titular de la cuenta bancaria coincide con el nombre de la persona con la que estáis en contacto?
  3. guardad copia de todas las conversaciones y correos electrónicos intercambiados con el dueño del establecimiento (y no os olvidéis de llevarlos con vosotros (si os los dejáis en vuestro país de origen no os serán de mucha ayuda)
  4. en el caso no deseable de que se produzca algún problema, debéis anunciar inmediatamente vuestra intención de presentar una denuncia en la comisaría de policía más cercana.

Recordad que la mayoría de las reservas hoteleras y en establecimientos similares realizadas por los turistas extranjeros que llegan a Brasil se hacen sin ningún tipo de problemas. Es un engorro tener que enviar un depósito pero por otra parte esa exigencia por parte del hotelero es perfectamente comprensible.